Saltar al contenido Skip to sidebar Saltar al pie de página

Es uno de los elementos primordiales que debemos tener en cuenta a la hora de comenzar en el mundo de las criptomonedas.

El término wallet hace referencia a una billetera a través de la que podemos gestionar activos criptográficos. Se trata de un software o hardware que almacena tus claves públicas y privadas permitiéndote enviar y recibir criptomonedas a través de la tecnología Blockchain.

Cuando utilizamos nuestros monederos tradicionales en el día a día, guardamos en ellos dinero físico. Sin embargo, en las wallets lo que realmente se almacenan son nuestras claves públicas y privadas a través de las que gestionamos nuestros movimientos con criptomonedas.

Las criptomonedas existen como registros de transacciones dentro de una blockchain operada por nodos interconectados entre sí alrededor de todo el mundo. De esta forma, gracias a las claves que almacenamos en nuestra wallet podemos hacer transacciones de compra y venta. Estas claves son las que nos dan propiedad sobre nuestras criptomonedas.

Debemos saber que existen Claves Privadas y claves Públicas cuando hablamos de las claves que encontramos en una wallet, y cada una de ellas corresponde a unas transacciones.

Claves Públicas

Son parecidas a un número de cuenta bancaria y podemos utilizarla para que cualquier persona nos envíe criptomonedas sin riesgo de que nos pueda robar nuestros fondos. A través de esta clave se generan direcciones para recibir, consultar y ver el estado de nuestros fondos.

Claves Privadas

Es parecido al PIN o contraseña que no debemos revelar a absolutamente nadie, ya que es para nuestro uso personal. El propietario de esta clave privada será el propietario de los fondos y tendrá el control total sobre ellos.

Este es un factor a tener en cuenta, ya que las Wallets no son de nadie. Solamente tiene acceso a ellas la persona que tenga la clave privada o frase semilla de la misma. El acceso a las wallets puede llegar a compartirse con varias personas por lo que nunca se podrá asociar el contenido de una wallet a una persona física o jurídica.

¿Qué es una billetera wallet?

Tipos de Wallets

Hot Wallets o Wallets Calientes

Las wallets calientes son aquellas que se puede acceder a ellas desde cualquier dispositivo con acceso a internet, es decir, que están en línea. Son seguras siempre que custodiemos la frase semilla, pero por el hecho de estar conectadas a Internet están más expuestas a posibles hackeos. Si un hacker consigue acceder a los servidores de tu wallet puede robarte tu información y las criptomonedas. Como ventaja, son más accesibles para cualquier persona.

Algunos ejemplos de wallets calientes son Trust Wallet y Exodus.

Cold Wallets o Wallets frías

La diferencia de las wallets frías es que son dispositivos hardware sin conexión a internet. Las transacciones se realizan en línea, pero el acceso a los fondos quedan guardados fuera de la red, garantizando un un nivel de seguridad mucho mayor que las wallets calientes.

Algunos ejemplos de wallets frías son Ledger Nano X o Trezor.

Conclusión

Las razones por las que debes tener tus criptomonedas en una wallet son muy fáciles. Las criptomonedas se han creado en respuesta al sistema monetario y bancario que centraliza el poder lo más lejos posible de los individuos, por lo que dejar tus fondos controlados por un Exchange va en contra del espíritu sobre el que se construyeron. Y esto sin contar otros inconvenientes como pueden ser riesgos de hackeos y la pérdida sobre su control, ya que siempre estarán mediadas por ese tercero.

Recuerda: “Not Your Keys, Not Your Coins”.

 

 

Deja un comentario

bitcoinBTC/USD
$ 49,611.00
ethereumETH/USD
$ 4,372.53
binance-coinBNB/USD
$ 601.84
cardanoADA/USD
$ 1.37
dogecoinDOGE/USD
$ 0.177003
xrpXRP/USD
$ 0.845746
polkadotDOT/USD
$ 28.87
solanaSOL/USD
$ 189.41
matic-networkMATIC/USD
$ 2.33
theta-tokenTHETA/USD
$ 4.80